lunes, 24 de abril de 2017

P. Adolfo Franco, SJ: comentario para el domingo 23 de abril


PASCUA Segundo Domingo
Juan 20, 19-31

19 Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estando cerradas, por miedo a los judíos, las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: «La paz con vosotros.»
20 Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Los discípulos se alegraron de ver al Señor.
21 Jesús les dijo otra vez: «La paz con vosotros. Como el Padre me envió, también yo os envío.»
22 Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo.
23 A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»
24 Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Los otros discípulos le decían: «Hemos visto al Señor.»
25 Pero él les contestó: «Si no veo en sus manos la señal de los clavos y no meto mi dedo en el agujero de los clavos y no meto mi mano en su costado, no creeré.»
26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro y Tomás con ellos. Se presentó Jesús en medio estando las puertas cerradas, y dijo: «La paz con vosotros.»
27 Luego dice a Tomás: «Acerca aquí tu dedo y mira mis manos; trae tu mano y métela en mi costado, y no seas incrédulo sino creyente.»
28 Tomás le contestó: «Señor mío y Dios mío.»
29 Dícele Jesús: «Porque me has visto has creído. Dichosos los que no han visto y han creído.»
30 Jesús realizó en presencia de los discípulos otras muchas señales que no están escritas en este libro.
31 Estas han sido escritas para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo tengáis vida en su nombre. 

La Resurrección de Cristo es la gran obra de la salvación, una Luz para iluminarnos para siempre. Por eso Jesús resucitado se fue manifestando muchas veces y especialmente a los Apóstoles, que necesitaban mucho de esta Luz, necesitaban recuperar la fe que se les había muerto. Juan en este párrafo que leemos hoy nos narra dos de esas apariciones a los apóstoles, ocurridas a una semana de distancia, la una de la otra: la primera el mismo día de la resurrección, y la segunda el domingo siguiente, tal día como hoy.

En ambas se manifiesta la dificultad de los apóstoles en creer; la duda de ellos será para nosotros una fuerza más grande para apoyar nuestra propia fe. Lo ven, lo tienen delante, y sin embargo la fe sólo se va abriendo paso a paso, como una luz que fuera brillando gradualmente hasta ser luz brillante que disipa totalmente las tinieblas. Y es que la resurrección no es un hecho como los demás hechos que ocurren a nuestro alrededor. Para los hechos normales basta tener los ojos abiertos y los oídos atentos; basta aplicar nuestras manos al objeto que se nos presenta para percibir que es real; pero la "realidad" de la Resurrección es de otro orden, y no basta el conocimiento normal para llegar a confesar esa "realidad". Hace falta usar los sentidos interiores, hace falta la fe. Podemos percibir estos hechos por los sentidos, pero el conocimiento tiene que llegar hasta el corazón donde se produce el acto de fe.

Los apóstoles ven, tocan, y sin embargo no acaban de aceptar. Incluso piensan que es un fantasma el que está delante de ellos. La actitud de Tomás, en la segunda aparición, es más dura aún; él pone condiciones para creer: "si yo no meto el dedo en el agujero de los clavos y  meto la mano en su costado, no lo creo". Es la respuesta que nosotros presentamos algunas veces ante la resurrección de Jesucristo, y ante las verdades sobrenaturales: queremos medirlas con nuestros métodos de conocimiento. Y para pasar de nuestro conocimiento de las realidades habituales al de las "realidades" superiores, a las verdades sobre Dios, hace falta saltar. Es el salto de la fe, que es un don de Dios. Y hace falta saltar porque el hilo de nuestra lógica nos tiene atados a un espacio pequeño, el espacio que alcanzan nuestros sentidos y nuestra racionalidad; para llegar más allá hace falta romper el hilo de nuestra lógica y saltar.

La resurrección de Jesucristo es el acontecimiento fundamental, es el suceso central, la obra de Dios por excelencia, que da sustento a todo lo que Jesús ha enseñado. San Pablo dirá que si Cristo no ha resucitado, nuestra fe es vana. Si la resurrección no fuera un hecho real, al creer en Cristo creeríamos en un fantasma, en lo que no existe, fundaríamos nuestra existencia sobre la nada. Pero, Pablo afirma en seguida, que sí, Cristo de verdad ha resucitado.

Hay que considerar también otras riquezas contenidas en estas apariciones: principalmente los dones que Jesús viene a entregar a la Iglesia, y los entrega a la Iglesia depositándolos en los apóstoles: son las primeras riquezas de la Redención, son tres dones principalmente comunicados en esta aparición: La Paz, que deriva de la salvación: es la Paz con Dios, en primer lugar, la paz que había sido gravemente herida en el Paraíso por el pecado de Adán: la paz que debemos establecer interiormente y que debemos comunicar.

El segundo don que Cristo les entrega a los apóstoles es su propia misión; El ya ha cumplido la tarea, ha fundado todo y le ha puesto cimientos: la Iglesia ahora debe ser la continuadora de la obra de Cristo.

Y finalmente les regala el don del Espíritu Santo. Que es la nueva fuerza de que estarán invadidos todos los creyentes, individualmente y sobre todo reunidos en comunidad. Claro que es más que un don, porque es el Espíritu de Dios. Y este Espíritu se manifiesta por el perdón de los pecados: los pecados pueden ser perdonados (quitados de raíz) porque es el Espíritu de Dios el que actúa cuando los apóstoles y sus sucesores dicen: "tus pecados quedan perdonados". El don del Espíritu vendrá sobre los apóstoles en plenitud el día de Pentecostés, pero ya Jesús resucitado les da un anticipo. Este Espíritu, que es la Tercera Persona de la Santísima Trinidad es el gran don que Cristo ha ido prometiendo a los apóstoles en su despedida: El les revelará todo; y es tan importante para los apóstoles, que hasta hace conveniente que Cristo marche de este mundo al Padre, para que el Espíritu venga. Este Espíritu es la fuerza purificadora que nos limpiará de nuestros pecados.


Adolfo Franco, SJ 

domingo, 23 de abril de 2017

Dilbert (23-Abril-2017)



http://dilbert.com/strip/2017-04-23



Dilbert es el nombre de una tira satírica creada por Scott Adams que ha aparecido en los periódicos desde 1989, dando lugar a varios libros, una serie animada de TV y numerosos productos relacionados que van desde muñecos rellenos hasta helados. La trama de este cómic se desarrolla en el contexto de lo cotidiano para millones de empleados y oficinistas: políticas de oficina, jefes incompetentes, compañeros de trabajo molestos, asuntos sin sentido, juntas eternas, etc. El mismo tipo de cosas que la gente odia en su trabajo diario son las que provocan las carcajadas en Dilbert.

Olafo el Amargado (23-Abril-2017)



http://hagarthehorrible.com/comics/april-23-2017/



Hägar the Horrible —rebautizado en español como Olaf el vikingo u Olafo el Amargado— es una tira cómica creada por Dik Browne. Debutó en 136 periódicos de Estados Unidos el 4 de febrero de 1973. Dos años más tarde, el número de periódicos en los que aparecía había aumentado a 600.1 Su circulación siguió en aumento y en 2010 la tira apareció en 1900 periódicos de 58 países y en 13 idiomas.

Libro: El Perú en Marcha


ENSAYO DE GEOGRAFÍA ECONÓMICA




Con motivo del cincuentenario de la fundación del Banco Italiano - Lima (1889-1939), resolvimos llevar a cabo esto estudio. Nuestras Bodas de Oro coincidían con una etapa muy significativa del desarrollo económico peruano. Por ello, nos ha parecido oportuno encargar a un personal especializado la redacción de este cuadro de conjunto, que da una idea de los progresos alcanzados en los últimos años y señala, al propio tiempo, las posibilidades de nuevos e importantes progresos en lo futuro.

Expresamos nuestro vivo agradecimiento a los muchos amigos que, gentilmente, nos han proporcionado datos, indicaciones y sugerencias. Ellos los señores Dr. Jorge Basadre, Dr. Víctor Andrés Belaúnde, Héctor Harvey, Ing. Gerardo Klinge, Ing. Nicolás Santolalla, Dr. Gino Bianchini, Pedro Barrantes Castro, Augusto y Fernando Wiese, Dr. Emilio Romero, Rafael Larco Herrera. Hacemos extensiva nuestra gratitud a los amables colaboradores cuyos nombres hayamos omitido involuntariamente.

Por modo especial, hemos utilizado ampliamente los estudios preparatorios y las investigaciones estadístico-económicas que, para la composición de este libro, encomendamos al Prof. Dr. Antonello Gerbi, catedrático de la Universidad de Milán y Jefe de la Oficina de Estudios de nuestro Banco.

Banco Italiano - Lima.

ÍNDICE GENERAL
  • Introducción
  • El aspecto físico
  • La formación histórica
  • La agricultura y la ganadería
  • La industria minera
  • Estructura y dinámica del país económica

Autor(es): Varios
Editorial: Banco Italiano   
Páginas: 412 
Tamaño: 15 x 22 cm.. 
Año: 1941 
Precio: S/25.00

Libro: Expedición Malaspina


UN VIAJE POLÍTICO-CIENTÍFICO
ALREDEDOR DEL MUNDO 1789-1794




Durante cinco años, científicos y artistas colaboraron en describir y catalogar todo lo que encontraron a su paso. La expedición Malaspina fue una experiencia anticipatoria de las dinámicas actuales de sinergia entre distintas esferas del conocimiento y del espíritu global que define el siglo XXI. A través del material artístico y científico producido durante esta empresa se dibuja un discurso sobre el sueño ilustrado donde arte y ciencia son catalizadores de cambio social y político.

Las 39 fotografías tomadas a finales del XIX, incluidas en la publicación, hilvanan un discurso que recorre la historia española: la relación entre arte, ciencia y sociedad como catalizador de cambio. El material visual generado por esta  aventura enciclopedista de los dos navíos españoles en su viaje a ultramar, es el elemento protagonista del libro. Desde los dibujos al natural de las nuevas especies, las cartografías de las costas recorridas, hasta las fotografías del álbum elaborado para la Princesa de Asturias, pasando por material visual complementario de la época, la publicación ofrece una visión contextualizada y global de la expedición Malaspina.

Los cuatro textos del libro analizan de un modo global la multi-dimensión de la expedición: el mundo de las exploraciones, la narración del viaje, el legado visual de la expedición y la relación entre arte, ciencia y sociedad.

MÁS INFORMACIÓN

Autor(es): Javier Reverte, Fernando Vallespín, José María Moreno Martín y Miguel Ángel Puig–Samper  
Editorial: TurnerDocs Expediciones  
Páginas: 144    
Tamaño: 24 x 28 cm.    
Año: 2010   
Precio: S/158.00

Poeta 380: Enrique Sánchez Hernani


ENRIQUE SÁNCHEZ HERNANI

Sociólogo, escritor y periodista peruano (Lima, 1953). A fines de la década del 70 fundó, junto con otros destacados escritores peruanos, el grupo literario La Sagrada Familia, que publicó revistas, libros y sostuvo una intensa actividad literaria. Estudió sociología y literatura en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), en Lima. Textos suyos han sido publicados en antologías y revistas especializadas de su país y de Colombia, Argentina, México, Chile, Venezuela, Ecuador, Chile y Estados Unidos. Escribe para El Dominical y la revista Somos del diario El Comercio. Ha dado recitales públicos de su poesía en Perú, Colombia y México, y ha asistido a varios congresos literarios en su país y en el extranjero. Desde mediados de los 80 trabaja como periodista en medios escritos. Ha publicado los poemarios Por la bocacalle de la locura (Ediciones La Sagrada Familia; Lima, 1978), Violencia de sol (Ediciones Ruray; Lima, 1980), Banda del sur (Ediciones Los Reyes Rojos; Lima, 1985), Altagracia (Ediciones de los Lunes; Lima, 1989), Pena capital (Ediciones Jaime Campodónico; Lima, 1995), Música para ciegos (Ediciones El Santo Oficio; Lima, 2001), Vinilo, 42 poemas del rock’n roll (Fauno Ediciones; Lima, 2006) y Quise decir adiós (Fondo Editorial Cultura Peruana; Lima, 2011).

HABITACIÓN (VACÍA) EN ROMA

Ha muerto Jorge Eduardo Eielson
sus tersas manos soltaron el papel
sus dedos volvieron a la tierra
a reunirse con el rocío matutino

ha muerto Jorge Eduardo Eielson
arde Roma y en Nápoles los pianos sollozan

dime tú ¿cómo es posible
que dios muera y el mar
permanezca sobre las piedras?

Jorge Eduardo Eielson ha muerto
o eso nos parece:
sus pies ya resbalan por un espejismo
y una nota de jazz los acompaña
una sola nota
delgada y dulce como el cuello
de una jirafa

Eielson no ha muerto:
somos nosotros los que hemos desaparecido
de su campo visual
arrobados entre oscuras estrellas.

Dime Diego:
¿cómo es posible que dios
se muera
Complejo de Edipo

Para que ya no sufras en esos tristes letargos
a los que te conducen las explosiones químicas
de pastillas e inyecciones en tus blandas venas

para que no estés tan sola
meciéndote en esa silla de mimbre
que como un decorado de otros tiempos
cuelga en el balcón de una casa de utilería

para que no confundan tu vejez con el candor
pues bien sabemos que aún siendo mi madre
contabas con dos o tres defectos
que te hacían más humana
hermosa y altiva como la imagen de una santa

para que los ángeles de túnicas doradas y escafandras
que siempre se entrometieron en tus sueños
parezcan seres menos exagerados
algo así como dos o tres astronautas
paseando en la vía láctea

para que no des más profecías envuelta en un jergón
sino en albos atuendos
que no te darán esa equívoca imagen de demente
ni siquiera cuando predigas el final del mundo
o la llegada de aves extraterrestres

para que te defiendas de los vendedores
de baratijas y permanezcas invisible
delante de sus pagarés y sus megáfonos

para no olvidarte nunca
y porque mi siquiatra dice que todavía no destruyo
el fantasma de mi identidad

yo te decatipo
                          madre mía.

MÁS INFORMACIÓN